OJALADA

GANADO OVINO

La raza Ojalada debe su nombre a la pigmentación que presenta alrededor del ojo. Pertenece al Tronco Ibérico, cuyo representante ancestral es el Ovis aries Ibericus, que en España ha dejado, además de esta raza, otras como la Ojinegra, la Xisqueta y la Montesina.

El Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España la incluye en el grupo de Razas Autóctonas en Peligro de Extinción.

Este grupo étnico se caracteriza por presentar perfiles ligeramente subconvexos, proporciones alargadas, tamaño variable, que va desde la eumetría a la elipometría, dependiendo de la zona de explotación y del sistema de manejo aplicado. Agrupa animales acornes, aunque, a veces, los machos disponen de cuernos bien desarrollados, en forma de espiral. De color blanco, posee la pigmentación característica del Tronco Ibérico (centrífuga: color negro alrededor de los ojos, punta de las orejas, morro y parte distal de las extremidades). Lana de vellón semicerrado. El peso de los carneros se sitúa entre 70 y 90 Kg., y el de las ovejas entre 35 y 50 Kg.

   FICHA DE LA ORGANIZACIÓN (ANCRO)

ojalada ovino distribucion geografica feagas

El área de distribución de la raza se sitúa en el sudoeste y sur de la provincia de Soria, prolongándose desde aquí hasta el Noroeste de Guadalajara y con algún rebaño en la zona de Segovia colindante con la provincia de Soria.

En los últimos años se ha pasado a producir mayoritariamente cordero lechal en detrimento de los corderos tipo ternasco que era lo habitual hace unos años. Su carne está incluida en la Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.), “Lechazo de Castilla y León”. Posee además una destacada capacidad para la producción de leche, que sumado a su gran instinto maternal, (raza de elevada rusticidad) le permiten criar sin problemas sus corderos, a pesar del difícil medio en que se explotan.

La raza está sometida a un régimen de explotación altamente extensivo, saliendo a pastar prácticamente todos los días del año. La alimentación de los animales se apoya, fundamentalmente, en la obtenida en pastoreo, que en tiempos pasados era la única, dado que en la actualidad su alimentación se ha mejorado mucho mediante el suministro de ración de aprisco, para aumentar la productividad. Esta población ovina se agrupa en rebaños de dimensión comprendida entre las 500 y las 750 cabezas de media, de uno o varios propietarios.

*Expresamos nuestro agradecimiento por su colaboración al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a las Comunidades Autonómas del Estado Español, a las Organizaciones de Criadores de Raza Pura, oficialmente reconocidas por el MAGRAMA y por las CCAA, a los Profesionales de la Ganadería, a las Universidades y a los Centros de Investigación, Selección y Reproducción.

GALERÍA DE IMÁGENES

btn-volver-razas