DEL GUADARRAMA

GANADO CAPRINO

Da nombre a la raza, la Comarca del Guadarrama, área geográfica situada en la Comunidad de Madrid y Castilla y León, donde se explota el núcleo principal de animales de esta entidad racial. También es conocida como Guadarrameña y del Centro de España. Tradicionalmente ha sido considerada como una variedad de la cabra Pirenaica, de ahí que se considere a la Capra aegagrus como su representante ancestral.

El Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España incluye a la cabra del Guadarrama en el Grupo de Razas Autóctonas en Peligro de Extinción.

La raza agrupa animales de destacado dimorfismo sexual, con perfil recto, eumétricos y mesomorfos o sublongilíneos. Las hembras disponen de cuernos generalmente en arco hacia atrás, mientras que en los machos son abiertos en las puntas. Es frecuente la presencia de “mamellas”. Tronco largo y aplanado en las hembras; más profundo y compacto en los machos. Mama amplia, recogida y “abolsada”, con pezones bien diferenciados. La capa es de color variado, aunque predominan las tonalidades oscuras (negra, castaña, parda, aceitunada, etc), con degradaciones en determinadas zonas del cuerpo (bragadas, axilas, parte distal de las extremidades, bajo vientre, cuello y cabeza), de distinto color según variedad. Tienen el cuerpo cubierto de abundante pelo largo. Es generalizada la presencia de “barba” en los machos y “perilla” en la mayoría de las hembras. La raza alcanza un peso vivo próximo a 72 Kg. en los machos y a 54 Kg. en las hembras.

   FICHA DE LA ORGANIZACIÓN (ACGCRG)

del guadarrama caprino distribucion geografica feagas

En general, la raza caprina del Guadarrama ocupa zonas de montaña de medio difícil en el Sistema Central, en la parte noroccidental de la Comunidad Autónoma de Madrid, frecuentemente en terrenos abruptos de serranías y se extiende por zonas de sierras de Segovia y Ávila.

Estos caprinos son considerados de doble propósito: leche-carne. La producción de carne se apoya, fundamentalmente, en el tipo comercial de matadero: “cabrito lechal”, representado por animales de 8 a 10 Kg. de peso vivo alimentados con la leche materna y sacrificados a los 30-35 días de edad. El objetivo principal de su explotación es la producción de leche, con resultados medios, a tenor del control lechero oficial, en lactación normalizada a 210 días, de 245,2 litros para las cabras de primera lactación y de 324,7 litros para los de segunda y más partos. En la lactación natural, la producción media de las cabras de segundo y más partos asciende a 392,8 litros en 258 días. Se han constatado, a nivel individual, producciones de 800 y más litros en una lactación. La composición química de la leche de esta cabra es de: Grasa= 4,6%; Proteína= 3,5%; Lactosa= 4,6%; Extracto Seco= 13,8%. El destino de la leche, casi en su totalidad, se dirige hacía la fabricación de queso.

El sistema de explotación responde al tipo mixto. El rebaño pernocta en la cabreriza, donde recibe la ración complementaria, basada en concentrados y henos, cuando la situación lo requiere. En general, se trata de explotaciones familiares que agrupan entre 100 y 300 cabras.

*Expresamos nuestro agradecimiento por su colaboración al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a las Comunidades Autonómas del Estado Español, a las Organizaciones de Criadores de Raza Pura, oficialmente reconocidas por el MAGRAMA y por las CCAA, a los Profesionales de la Ganadería, a las Universidades y a los Centros de Investigación, Selección y Reproducción.

GALERÍA DE IMÁGENES

btn-volver-razas